Page is loading, just a sec...

Ruta de la Divina Misericordia




¿Qué tienen en común una reina del siglo XIV con un religioso pobre, de hábito gris, que vivió con personas sin hogar en refugio, casi quinientos años después? ¿O una humilde moja, que murió en el anonimato en un convento a sus 33 años, con dos Franciscanos asesinados en Perú?

“Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia”. Este es el lema de la Jornada Mundial de la Juventud Cracovia 2016. Fue desde aquí, desde la capital de Małopolska, desde donde el Mensaje de la Divina Misericordia, cuya secretaria fue santa Faustina Kowalska, salió al mundo entero. Pero este mensaje no era completamente novedoso; más bien, se recordó y se le dio una nueva luz a algo que ya estaba en la Biblia y que ya formaba parte de la vida de santos y beatos de todas las naciones y de todas las épocas: se trata del amor infinito, inmutable y misericordioso de Dios hacia los hombres, y de la misericordia humana.

La historia de Cracovia y Małopolska, de hecho, podría ser escrita desde la perspectiva de estos santos, ya que sus destinos están profundamente asociados a lugares particulares y han quedado grabados de forma permanente en la cultura y la tradición europea; ninguna guía respetable dejaría de incluir información sobre esas iglesias, santuarios y museos. Por lo tanto, en nuestra Ruta de la Misericordia, el peregrino se convierte, imperceptiblemente, en turista; y el turista, en peregrino. Por eso invitamos, no sólo a los creyentes sino a todos, a recorrer juntos este camino. Es difícil imaginar un mundo agradable sin la misericordia cotidiana; sin perdón ni reconciliación, sin la ayuda desinteresada y el apoyo de quienes están a nuestro lado espiritualmente. Y los santos y beatos que les vamos a presentar no son mojigatos de imágenes pretenciosas, sino auténticos héroes de su tiempo que continúan inspirándonos para que actuemos, para que no seamos indiferentes y para que no perdamos nunca la fe ya que todos podemos cambiar nuestra vida para mejor.