Page is loading, just a sec...

Hermano san Alberto Chmielowski (1845-1916)

Hermano san Alberto Chmielowski
“Rico en atributos espirituales, rico en estatus social, rico en oportunidades para llevar adelante una carrera terrenal. Y renunciando a todo esto, eligió voluntariamente la pobreza y a multitudes de pobres de nuestra ciudad, hace algunos años solo unos pocos podrían haber hablado de él, observar su vida, su figura revestida de albertina simplicidad, y decir: él se hizo pobre para poder ser rico a través de su pobreza. El Hermano Alberto fue, con certeza, una gran reflexión, un pionero y un precursor de la Iglesia de los pobres.”
Card. Karol Wojtyła, 23 de noviembre de 1969

 

No quería simplemente servir a los pobres. Quería ser uno de ellos para que desapareciera cualquier distancia: “Debemos ser como el pan, que está en la mesa para todos y todo aquel que quiera puede cortar una rebanada y comer, si tiene hambre”.

En 1863, durante el Levantamiento de enero, luego de la batalla de Mełchów, Adam Chmielowski fue capturado. Tenía 18 años y le amputaron la pierna sin anestesia. Sobrevivió negándose a sucumbir a la amargura y comenzó a estudiar pintura. Su sensibilidad y talento le auguraban una excelente carrera, sin embargo Adam sentía que todavía no había encontrado el verdadero significado de su vida. Su brillante obra Ecce Homo muestra un Jesús torturado que refleja, simbólicamente, el descubrimiento de su propia vocación.

En 1887, en la capilla de la iglesia capuchina de la Anunciación de la Santísima Virgen María de Cracovia, se puso el hábito gris de la Tercera Orden de San Francisco. Escribió: “Adam Chmielowski ha muerto y el hermano Alberto acaba de nacer”. Se dedicó por completo a los pobres y a las personas sin hogar. “¿Qué les puedo dar que no sea yo mismo?”, se preguntó. 

Fundó las congregaciones de las Hermanas y los Hermanos Albertinos.

Una vez que le preguntaron si finalmente era feliz, él respondió: “tengo refugios y asociaciones para mis hermanos de Cracovia, Tarnów, Lviv y Zakopane. Este año repartí 20.000 barras de pan, serví 12.000 raciones de avena y le di un lugar para dormir a cientos de personas que no tenían donde pasar la noche. Espero que esto le sirva de respuesta, hermano”. En su funeral una multitud caminó detrás del féretro, tanto profesores de la Universidad Jaguelónica, obispos y el Presidente de Cracovia, como aquellas personas a las que él había ayudado.

Las reliquias del santo se encuentran actualmente en Ecce Homo – Santuario del Hermano San Alberto, ubicado en la calle Woronicza en Cracovia.

 

 

Los lugares relacionados con Hermano san Alberto Chmielowski (1845-1916):

Iglesia de los Capuchinos de Cracovia
Iglesia de los Capuchinos de Cracovia (Capilla de la Santísima Virgen María), Monasterio de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, calle Loretańska 11, CracoviaEn esta iglesia, en la Capilla de la Santísima Virgen María,... (Lee mas)
calle Skawińska en Kazimierz
calle Skawińska en KazimierzLugar donde se encontraba un centro de calefacción urbano donde san Alberto Chmielowski vivió un tiempo. Permaneció aquí con personas sin hogar, alcohólicos y mendigos. Como protector activo... (Lee mas)
Ecce Homo – Santuario del Hermano San Alberto, calle Woronicza 10, Cracovia
Ecce Homo – Santuario del Hermano San Alberto, calle Woronicza 10, CracoviaLas reliquias del Hermano san Alberto Chmielowski se encuentran en este templo. Fueron traídas aquí en procesión solemne el 30 de junio de 1985 por orden... (Lee mas)